viernes, 19 de mayo de 2017

APRENDIZAJE SERVICIO PARA AYUDAR A LOS CHIMPACÉS DE JANE GOODALL

En nuestro proyecto ¿Por qué ser princesas pudiendo ser chicas guerreras? hemos investigado sobre Jane Goodall y sus iniciativas para conservar los ecosistemas africanos. Esto es lo ocurrió una mañana que parecía ser una mañana  como otra cualquiera.
Al llegar a clase después del patio nos encontramos una sorpresa, había venido a visitarnos un chimpancé llamado Cheempo y esto es lo que ocurrió.



Cheempo nos contó lo bien que se lo pasaba en la selva jugando con, Hiila, su mamá pero ahora algo estaba ocurriendo y las cosas estaban cambiando en Gombe. Para descubrir que estaba pasando tuvimos que capturar los códigos QR que nos había traído en una carta.



Si vosotros también queréis saber lo que ocurre, os animo a capturarlos. Descubriréis cosas muy interesantes.



Entre todos decidimos que algo debíamos hacer para ayudar a la selva y a los chimpancés y después de un duro debate, llegamos a estas conclusiones….



Estaba claro, debíamos recoger como mínimo 30 móviles pero ¿cuántos son 30 móviles? Cada uno en un papel escribió como pensaba que era ese número tan grande, contamos 30 nueces para saber qué cantidad era, las metimos en una bolsa y contamos hasta 30 con números para encontrar como se escribe ese número. ¡¡Ya sabemos cómo es el número 30!!



A partir de este momento comenzamos a preparar la campaña para “Movilizarnos por la selva” para recoger móviles usados y ayudar a los chimpancés. Han sido varios días de trabajo en equipo para decidir qué íbamos a hacer. Una vez que decidimos hacer un vídeo, qué queríamos contarles, cómo lo íbamos a hacer y que iba a decir cada uno, pero todo este trabajo ha merecido la pena porque hemos conseguido realizar esta campaña…



Después de cada grabación entre todos analizábamos el vídeo y ha sido sorprendente su capacidad de autocrítica, para analizarse y reconocer que hacían pequeños movimientos involuntarios, estaban muy serios, habían hablado en voz muy bajita y no se escuchaba bien....

A clase han comenzado a llegar los primeros móviles, hemos contado los que tenemos y los que nos faltan para llegar a 30, Hemos conocido un nuevo número el veintitrés, que se forma con el 2 y el 3 ;))

lunes, 15 de mayo de 2017

ROBOT RECICLADO CON MOTOR HECHO POR LOS PEQUES

Este año estamos participando en un Proyecto Etwinning llamado “¿Somos Robots?” en el que pretendemos acercar el mundo de la tecnología a los niños para que aprendan de una forma más divertida e interesante. Colaboramos con dos Escuelas Infantiles de Madrid, El Nogal y Manantial, y una de Londres, Bubby Day Nursery.
Una actividad del proyecto ha consistido en hacer un robot e intercambiarlo entre los coles. Por este motivo pedí ayuda a mi padre, que como sabéis es quién me ayuda en todos estos temas, gracias a él y a sus inventos tenemos una clase "muy tecnológica" en la que mis peques pueden experimentar con la electrónica, la luz, la robótica…
La mañana transcurrió de lo más divertida tras la sorpresa de los peques porque había un abuelo en clase, que encima era el papá de la seño, comenzamos a trabajar. “El abuelo Pedro” les iba enseñando una a una todas las piezas que necesitábamos para hacer algo que todavía no sabíamos, se las dejábamos a los peques para que las manipulasen, las explorasen y lanzaban sus hipótesis sobre qué era cada cosa y para qué servían, es asombrosa su capacidad para reflexionar y buscar soluciones a los problemas que iban surgiendo.  



Poco a poco fueron montando las diferentes piezas con la ayuda del abuelo hasta llegar a formar el robot coche. Así fue el proceso de elaboración.



A lo largo del proceso de elaboración, trabajaron los colores y los números tuvieron que contar, asociar número a cantidad, identificar el menor, el mayor, el que más votos había obtenido, el que menos….todo esto fue necesario para decidir de qué color pintábamos la caja que iba a ser el mando del coche robot.



También trabajamos la lectoescritura a la hora de ponerle nombre al robot, los peques propusieron diferentes nombres, todos ellos se escribieron en la pizarra digital para después cada peque elegir el que más le gustaba por medio de un cuadro de doble entrada, con el que también trabajamos la lógica matemática.



Finalmente los peques disfrutaron del robot coche, no os podéis perder sus caritas conduciéndolo.



Aquí os dejo un vídeo en el que los peques explican todo el proceso que han seguido para hacer el robot. Podréis ver que tienen muy claro cómo lo han hecho.